salud bucal

¿Hay relación entre la salud oral y el ejercicio físico?

Recientemente se ha estado investigando sobre la posible relación que pueda existir entre hacer actividad física moderada y tener un buen estado de salud oral. De hecho pueden estar más asociados entre sí de los que pueda parecer a simple vista. La Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), en un informe científico elaborado en 2015, afirma que “la salud oral influye en el rendimiento deportivo y, de igual forma, el deporte influye en la salud bucodental”.

Caries dental y ejercicio

La caries es una enfermedad multifactorial, no sólo depende de la cantidad de bacterias que tengamos en la boca con capacidad de producir caries. Las personas que practican deportes frecuentemente y más aún los deportistas de élite, suelen sufrir diferentes situaciones como el estrés por las competiciones, un incremento en la respiración bucal, así como también deshidratación, todo esto trae como consecuencia que disminuya la cantidad de saliva y, por ende, el riesgo de aparición de caries. Otro aspecto importante que puede influir en su salud oral es la dieta de los deportistas, que suele estar basada en carbohidratos, bebidas deportivas con alto contenido de azúcar, geles y barritas, sobre todo durante y después del entrenamiento, lo que contribuye a que el medio bucal sea más ácido y los dientes sean vulnerables a la caries dental e incluso a la erosión o desgaste de los mismos.


Establecer que una práctica deportiva regular y moderada ayuda a prevenir enfermedades de las encías y a tener una boca más sana.

Un deterioro de su salud oral afecta a todo el cuerpo

Además, debemos tener en cuenta que el cuerpo humano está formado por órganos y músculos que tienen relación entre sí, por muy lejos que se encuentren unos de otros. Por lo tanto, cuando existe una caries profunda o una infección en los dientes o en las encías, esto puede producir una contaminación bacteriana en la sangre, conocida como sepsis, la cual puede, a su vez, provocar un dolor muscular muy intenso, incluso en zonas muy alejadas de la boca como la cintura o la espalda.

Una serie de investigaciones realizadas por distintos equipos de expertos en ciencias de la actividad física y el deporte y la odontología han señalado que existe una relación directa entre distintas enfermedades de la boca y dolencias en el resto del cuerpo. Por ejemplo, la ausencia de piezas dentales provoca que la masticación no sea adecuada, lo cual se traduce en una mala digestión y en una absorción de nutrientes deficiente en el intestino.

Por otro lado, la SEPA establece que la tensión que normalmente acompaña al deportista hace que el bruxismo sea un problema muy frecuente entre éstos. El hábito de apretar o rechinar los dientes acarreará problemas de desgaste dentario, generando hipersensibilidad dental y fisuras, y fracturas dentales que provocarán dolor y pérdida prematura de dientes alterando así su función masticatoria.

Para evitar las enfermedades dentales que puedan repercutir en su salud general es imprescindible tener una higiene dental óptima.

Si eres deportista y realizas ejercicio a menudo, pide cita con nosotros, Centro de Salud Dental Edo, para realizar una revisión completa del estado actual de tus dientes y ponerlos a punto para la siguiente actividad física que tenga programada.

About the Author :

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH