Gingivitis: definición, causas, síntomas y tratamiento

La gingivitis es la inflamación de las encías. Estas se vuelven rojas, e inflamadas cuando normalmente son firmes y de color rosa pálido. Pueden sangrar fácilmente, especialmente al cepillarse los dientes. Es muy común. A veces puede evolucionar, si no se toman medidas a tiempo, en enfermedades más graves y más difíciles de tratar como una periodontitis, que es la afectación de los tejidos circundantes a los dientes como el hueso, ligamento periodontal, etc. La gingivitis es la etapa más temprana de una enfermedad periodonatl.

Causas de la gingivitis

La gingivitis se debe a la presencia de placa bacteriana. La placa es una película adhesiva compuesta principalmente de bacterias, pero también de proteínas de saliva, azúcares y ácidos, que se acumula en los dientes.

Esta placa dental se espesa y se endurece para formar sarro si los dientes no se cepillan correctamente de forma cotidiana. Es el sarro el responsable de la aparición de la gingivitis. Mientras más sarro esté presente en los dientes, más atacará a las encías.

Síntomas de la gingivitis

La encía sangra con facilidad, se pone roja e inflamada. En una etapa avanzada, incluso puede ser morada o blanquecina en algunos lugares.

Por otra parte, la halitosis (mal aliento) es común en las personas que padecen gingivitis. Si los dientes se mueven, ya estamos ante una periodontitis. El dolor no es sistemático, puede estar presente o no.

 

Tratamiento de la gingivitis

Debemos trabajar para eliminar o evitar la formación de placa dental, la cual genera sarro que produce gingivitis. Es recomendable seguir estos consejos:

  • Cepíllate los dientes 3 veces al día durante al menos 2 minutos. Hay que hacerlo con una buena técnica de cepillado y un cepillo de menos de 3 meses. Esta acción evita que la película que cubre los dientes se convierta en una placa dental que sea más difícil de eliminar.
  • Completa tu limpieza dental con el uso de hilo interdental o, mejor,  irrigador bucal todas las noches. Una vez al día. Esto permite erradicar la placa entre los huecos de los dientes, una zona no accesible para el cepillo. También puedes usar un cepillo interdental si hay espacio suficiente entre sus dientes.
  • Pregúntale a tu dentista si debes usar algún tipo de enjuague bucal. El enjuague bucal no debe usarse continuamente, de ahí la importancia de buscar el consejo de un profesional de la salud bucodental.
  • Deja de fumar. El tabaco ataca las encías y agrava la gingivitis.
  • Conviene tratar los dientes mal posicionados con tratamiento ortodóncico para enderezarlos. Si los dientes estás mal posicionados suelen haber espacios donde el cepillo tiene un mal acceso y esto aumenta el riesgo de padecer o agravar esta enfermedad.

About the Author :

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH